juggleHay muchos más aspectos de los que podemos nombrar en un simple artículo de nuestra web, pero aquí van algunas curiosidades que pueden incluso llegar a desmentir mitos sobre el arte de los malabares:

  • Cualquier persona puede hacer malabares:

No decimos que pueden hacerlo profesionalmente y con bastones del diablo, pero si con pelotas y por diversión, no es tan complicado coordinar mente, vista y cuerpo para lograr equilibrar tres bolas.

  • Los movimientos no son iguales:

Y hay unos más fáciles que otros, ya sea por la cantidad de objeto o por la forma y dificultad de los mismos. No intentes aprender todo al mismo tiempo, una vez domines un objeto, puedes comenzar a practicar con otro.

  • Cada uno progresa a su ritmo:

No te presiones o desmotives si tu progreso no es tan “mágico” como lo ha sido el de otras personas. Algunas personas van más lento, y ciertamente, es mejor dominar un arte por completo que saber miles de artes pero no tener un dominio total de los mismos.

  • La actitud lo es todo:

enojándote por no hacer bien un truco no ganas nada, respira profundo y sigue intentando.

  • El malabarismo es más que un arte:

Muchos profesionales de los malabares han tomado al malabarismo como un medio de vida, e incluso, a través de académicas y de centros culturales han logrado subsistir económicamente de ello.

  • El tiempo es corto para aprender:

Hay habilidades y trucos que seguramente te tomara años, así que paciencia, están allí dados para ti, pero debes esforzarte y practicar de forma constante.

Recuerda que para disfrutar de este arte no necesitas hacer las formas más difíciles o escoger los objetos más elaborados, solo necesitas tener algo de pasión por este arte y dejarte llevar hasta aprender, recomendaríamos dedicar a la práctica una hora al día, pero como dijimos anteriormente, cada quien lleva su ritmo.